domingo, 19 de abril de 2009

Funes en su laberinto.


Cuando nos incorporamos a la lucha armada; pensabamos en la instauración del socialismo en nuestro país. y terminamos negociando la paz. Ahora podemos gritar a los cuatro vientos que vencimos el militarismo y el autoritarismo; en la medida que no perdimos; ganamos, algo así dice Dagoberto Gutierrez. En suma hemos podido caminar orgullosos; porque si bien la lucha armada no nos condujo al ideal que creímos, nos condujo a otros escenarios de participación politica. Entonces basicamente somos ganadores.


En esa linea; el frente, como antes lo hemos dicho, optó por apostarle sin reservas a la lucha politica electoral, dejando como un segundo nivel de prioridad la organización popular; que tan maltrecha quedó luego del conflicto.


Y el resultado luego salió a la vista: un partido fmln electoralmente fuerte; con capacidad de disputar fuertes cuotas del poder formal mientras que la organización popular languidecía sin encontrar su camino.


Zamora; Facundo; Schafick, fueron derrotados en las elecciones presidenciales; y venía una cuarta oportunidad; que a decir de muchos era la ultima oportunidad del frente.


Pero a la cuarta el frente ganó, en la medida que ganó Mauricio; o Mauricio ganó en la medida que ganó el frente; o ambos ganaron en la medida que Arena perdió; o vaya a saber usted, como dijera un folklorico comentador deportivo de la televisión nacional.


El frente ganó y sospechamos que aun no sabe que es lo que exactamente ganó; o algunos aún no saben que es lo que han ganado y que es lo que han perdido. Gobierno de Unidad Nacional; caras antes vetadas en el frente en el equipo de Mauricio; personas de clara tendencia de derecha asesorando a Mauricio; Mauricio dictando una joya de declaración politica nomas ganó las elecciones, Mauricio evitando a Chavez ( y ya esa obseción por demostrar alejamiento me esta molestando), Mauricio y Brasil, Mauricio y Enrique Rais, Mauricio hablandole al Diablito, Mauricio y Sánchez Cerén. Mauricio en cumbres junto a Saca; Mauricio y Oscar Romero; Mauricio y su Relación con Obama; Mauricicio callando a saber a cuantos y etc, etc, etc, Pareciera ser que en vez de presidente electo Mauricio es trapecista perfecto.


Un mes ya hace de las elecciones, y si Mauricio esta en un laberinto; haciendole de trapecista; y haciendola en este mes muy pero muy bien, el frente; esta aún perplejo, reccionando a medias; cediendole todo el espacio a Mauricio. Quedandose en una esquina pensando quizas en que el sueño dirigencial de arribar a la presidencia como partido, derivó en esto que ahora tenemos: un Mauricio Funes plantandose frente a todo mundo; haciendo cualquier clase de equilibrio; ganado con ello, respeto, conjurando fantasmas, pero creando algunos miedos de que la palabra de Monseñor Romero se vaya yendo al archivo.


Los simbolismos seguirán valiendo y espero que el 1 de junio, cuando Mauricio asuma; los que celebren no sean los que perdieron las elecciones sino los que las ganaron. El 1 de junio veremos quien ganó de verdad.


Es curioso que la derecha no está atacando grueso a Mauricio; esperamos que eso sea signo del respeto que Mauricio se ha ganado y no de Acuerdos indignos, que mancillen a nuestros heroes y martires.


Mauricio no esta solo en este laberinto; todos estamos en el laberinto. busquemos el camino. debemos decirle a diario a Mauricio que fue elegido por los historicamente marginados y no por los historicamente dueños del pais.