sábado, 23 de mayo de 2009


Poniendo los puntos sobre las ï

Poniendo los puntos sobre las íes: Eso es lo que todos los poderes fácticos están haciendo en esta coyuntura; y tal tarea la hacen como si todos fuesen los depositarios verdaderos de la voluntad popular; cuando no hacen más que usurpar , interpretar, reinterpretar, confundir, alagar; todo con la finalidad de asentar sus propios intereses; los cuales ciertamente están alejados de los intereses del pueblo. Ese reafirmamiento de los poderes fácticos están dando como resultado que ahora “El cambio” tenga variedad de padres.

Cada sector está dictándole al presidente electo cual es el camino que debe tomar: y como alguna vez dijimos; los mas retrogradas sectores de la derecha representada en ARENA, solo estará a gusto si Funes les hace los mandados. Se sentirá feliz y reivindicada si Funes enfrenta al FMLN.

Y allí hay un problema en cuestión: las ansiedades y necesidades del frente y la deseada “independencia” de Funes entran en contradicción. Ojalá y no caiga el frente en el campo minado que el mismo construyó; necesita en este caso de sus fuerzas especiales políticas, pues de no caminar por camino seguro; perderá la fuerza acumulada. Ojala y su orden de batalla no este circunscrito solamente a obtener presencia visible en el gobierno; pues el mero exhibisionismo tendrá el efecto de un asalto del ejercito a nuestros campamentos.

Estamos viviendo un escenario político inédito en la historia del país. Los protagonistas; no entienden, creemos nosotros, que en ese juego de la democracia burguesa; el pueblo, de alguna manera a murmurado.

Mauricio Funes el fmln y la derecha del país se disputan centímetro a centímetro las cuotas del poder. Unos con mas derecho que otros, pero nivelan e incluso desequilibran las fuerzas con la democrática razón política del capital, del pisto.

Antes lo hemos dicho; ahora lo repetimos: La derecha no cejará en su empeño de provocar que Mauricio Funes les permita cogobernar. En realidad tienen la fuerza para ello; y el hecho de que el frente y Funes hayan ganado las elecciones podría quedar en lo mero anecdótico; si rompen su alianza y se dejan ganar el pulso.

Funes por su parte; en sus deseos de hacer las cosas bien para el país (lo cual en realidad no dudamos), y en la necesidad de hacer equilibrios donde quizás no se puedan hacer, está en serios dilemas. Para salir adelante en esa encrucijada. Si bien no debe olvidar un minuto a lo largo de su mandato que fue elegido vía la izquierda; tampoco puede dejar pasar de largo que los “poderes fácticos” tienen mucho que decir. No es que no se va a dejar condicionar; es que ya está condicionado; sobre todo con esa honorable asamblea que le acompañará en sus primeros tres años de mandato.

El Movimiento “Los Amigos de Mauricio” por su parte; quizás pequeños en cuanto a convocatoria, pero fuertes en cuanto a su incidencia en las Decisiones de Mauricio; se están revelando como un verdadero poder político; más propenso a cogobernar con al derecha que con la izquierda. Se perfilan como duros en sus posiciones y retan a la dirigencia del frente. Los amigos de Mauricio son una especie de dique para que el frente no asuma importantes cuotas de poder en el ejecutivo, lo cual se torna aún mas confuso cuando se observan algunos Amigos de Mauricio de “dudosa procedencia” y cuando surgen planteamientos como aquello de formar un partido político; que vendría a ser el partido de Mauricio. Este grupo pues ostenta poder real; incide y ejecuta, propone y dispone.

El frente por su parte; las ultimas semanas a querido hablar fuerte y claro; pero aún así no esta despejado el horizonte. Su participación en la estructura del ejecutivo esta garantizada; sin embargo, si esta participación no lleva coherencia; su incidencia será nula: Es probable que la línea de los Amigos de Mauricio, de los nuevos amigos de derecha de Funes y de los analistas amigos de Mauricio esos que le dan consejo gratuito ( destacan los Samayoa y Paolo), sea precisamente esa: que la participación del frente en el ejecutivo este garantizada, pero que sea dispersa, de tal forma que por dispersa no sea importante y se quede a nivel de simbolismo. En esta coyuntura el frente a demostrado inercia y debilidad; no ha sido capaz de abrir las puertas del ejecutivo, no ha sido capaz de que Mauricio de verdad les vea como su partido con el cual debe contar.

Los poderes facticos están trabajando duramente para que la decisión tomada en las elecciones; se acomode a sus intereses y a sus propias percepciones de lo que significa “El Cambio”; en realidad van ganado la partida. Eso no significa que se impongan, todo depende de que el frente, decidido como a estado desde los acuerdos de paz a jugar a la democracia burguesa, haga valer sus derechos y no termine tirando la toalla, ni dejándose meter goles aceptando colocar funcionarios que tengan poca o nula incidencia en las políticas públicas, dejando que Mauricio se entienda con los que se supone perdieron las elecciones por voluntad popular.

Si el frente asumió la tarea, que la cumpla. Nosotros cuando la dirección nos encomendaba las tareas, las cumplíamos; a rajatabla. El frente decidió privilegiar lo electoral sobre la organización popular; ahora esa organización popular será la que más haga falta; para que el frente pueda defender sus logros electorales. Es ahora cuando la dirección del frente debe ponerse a la altura de sus abnegados y sacrificados combatientes.
El pueblo aceptó la oferta. No cumplan y verán.