miércoles, 22 de julio de 2009






He aquí lo que fue nuestra artillería.

Ellos; mientras tanto, nos cubrían con andanadas de su artillería pesada.

Esos cafetales en el volcán, saben de eso.

No pudieron con nosotros; no podrán.

Farabundo Martí nos inspiró y ahora surge victorioso en nuestro frente.