lunes, 22 de septiembre de 2008

No se trata de grandes elaboraciones teóricas.

No se trata de grandes elaboraciones teóricas.

El ideario de la República de Las Bermudas es simple: Solidaridad y más solidaridad. Hay un problema (cualquiera que sea) y entrándole todos juntos lo resolvemos.

El principal filosofo nuestro es Uzziel. No se cansa de dejarlo a uno con la boca abierta, con esa simple vida suya, que por simple es complicadísima para nosotros.

Nunca tiene pisto, pero siempre regala. Y regala de todo: desde sus aventuras y desventuras que dan de comer a los escritorcillos que las escriben, hasta su paciencia para aguantar los desmanes quienes navegamos a su alrededor.

El no ha descubierto que es lo que significa la propiedad privada.

Por eso la consigna que tenemos es que nadie le vaya a explicarle. Porque se va a arruinar el hombre.

Bajo la línea del filosofo que predica no por lo que dice sino por lo que hace, es que la República de las Bermudas quiere ser eso: Dejar a un lado esas grandes elaboraciones teóricas, y practicar con pasión eso que se llama el bien común. Y aún eso es traumático: porque muchos ciudadanos de la república no habíamos practicado desde hace ratos eso de la solidaridad; aunque la mayoría venimos del rojo revolución.