lunes, 29 de septiembre de 2008

Te lo dije hija, que no fueras bruta, que no te casaras con ese hijueputa.

No debían esperar ni pedir piedad. Y no se las han tenido. Medardo González en la entrevista del faro quedó herido de gravedad, pero luego no hubo ningún remilgo y le han acribillado. Le pusieron en la pared de fusilamiento y le han fusilado. Seguía Mauricio Funes. El coro de “ Ya vieron que es mentiroso” ha sido estridente.

Medardo González no estudio la lección y se fue a la entrevista sin estudiar. Por eso le pasó lo que le pasó. Ahora se deshará en explicaciones, pero de nada sirve: Lo que dijo ya esta gravado en piedra en los medios de comunicación; los cuales oficialistas como son en este juego electoral, no darán amnistía como la que quiere mantener Funes: Nunca olvidarán esas palabras y cada vez que puedan que es todos los minutos y todos los días nos las recordaran.

Milton merece sanción. ¿Milton merece sanción?. Si Milton merece ser sancionado. Sobre todo por ser el coordinador del partido. Todos saben que al meterse a este enojoso y absurdo a los intereses del pueblo, juego electoral, se sometía a las reglas que el sistema les señalaba. Una de ellas y quizás la principal: que Mauricio y el frente no son del agrado del status quo. No son del agrado de nuestros honorabilísimos medios de comunicación y desde cualquier flanco les atacarían sin piedad y sin tregua . Y Medardo lo sabe. Lo único que tenía que hacer era aprenderse las líneas que dicta el marketing político ( según los requerimientos del mismo juego electoral). Cualquier otra cosa que suceda luego estará marcada por las correlaciones políticas y sociales que una ú otra fuerza logre y no está a la vista hoy por hoy, tomar otras medidas contrarias a las que Mauricio Funes dicta, salvo en el tema de la ley de Amnistía la cual pese a Mauricio Funes y al frente, debe ser derogada ó mejor, abrogada.

Por eso desde este blog les decimos: Se los dije compas, que no fueran ...

2 comentarios:

Jaime Bran dijo...

Hubo un olvido estúpido de Medardo González en los asuntos tratados en El Faro. Sobre la dolarización y su reversión Mauricio Funes había declarado previamente que no se movería pero que era factible revisarla y hasta estudiar el caso ecuatoriano donde se se han plasmado trabajos teorícos muy buenos sobre la desdolarización. En el TLC más de lo mismo, Funes dejó una ventanita a la revisión de algunos puntos deltratado. En la Ley de Amnistía Funes tampoco es que haya sido contundente en que se cerraban las puertas desde el partido. Aclaró que él como presidente podría pedir no tocar el tema pero también estableció con claridad que pedirlo era una cosa que no tenía como base amarrar una posible postura de los diputados, se curó en salud para no decir que hablaba en ese punto y demanera categórica por todo el Frente.

Si las vemos a la luz de estas interpretaciones las declaraciones de Funes no debieron ser "corregidas" de ninguna manera por Medardo. No había necesidad de "aclarar" o extenderse por muy estatutos del partido que sean ñlos que lo obligan. Ha sido desafortunado el mal paso del dirigente y demostración de la poca inteligencia para actuar de manera espontanea sobre las ideas de "su" candidato. Lamentable que esta carnaza sea lanzada precisamente por el Secretario General del FMLN. Esperaríamos muchos que deje para luego las tesituras revolucionarias porque la campaña aún tiene mucho camino y hace un flaco favor el tema reivindicativo al candidato y no por ser anacrónicos los valores del partido, no me mal entienda, pero existe un nivel superior de compromiso que no pasa por darle armas a la campaña de la derecha y el cual parece no estar siendo pensado desde estas estructuras.

Vladimir Olmedo dijo...

En efecto. Nos parece que Medardo tuvo un Lapsus. Pues aunque los medios oficialistas destaquen las supuestas y enormes contradicciones, en realidad no son más que asuntos de matices de enfoques y de tiempos. Sin embargo se debe estar claro que la lucha es sin cuartel y otra vez, como en la guerra, el frente no tiene fuerza áerea. Es decir medios de comunicación de gran alcance y presencia. Por eso la dirigencia debe curarse en salud.