lunes, 8 de diciembre de 2008

Respondiendo preguntas

La compañera Elisa, nos ha hecho algunas preguntas, preguntas que nos han puesto a pensar y bastante. Como producto de esas reflexiones, ha surgido el siguiente texto, que ofrecemos a la compañera Elisa. Con su perdón por habernos explayado demasiado al inicio, y por haber sido demasiado escuetos al final.


El Estado Salvadoreño, en suma, está organizado bajo las premisas clásicas de la Teoría del Estado. Así, encontramos como principio transversal en su funcionamiento la TEORIA DE LA SEPARACION DE PODERES. Existen entonces, los consabidos tres poderes del Estado: Ejecutivo, Judicial y Legislativo.

La historia sociopolítica salvadoreña, nos ofrece una evolución acorde al avance del pensamiento liberal y/o tradicional que los filósofos o intelectuales han ido formulando sobre el Estado. La explicación a tal comportamiento, consideramos, ha sido la naturaleza influenciable “al extremo” de la sociedad salvadoreña; por supuesto esa influencia ha sido “asumida” o “interiorizada” con algunos desajustes o desfases temporales, lo cual ha permitido, eventualmente, el desarrollo más o menos “traumático” del Estado Salvadoreño, dentro de los parámetros de la filosofía de corte liberal, que dicho sea de paso, ha introducido a través de la historia avances, que han sido sustanciales en la actual concepción del Estado. Ese desajuste temporal, (en realidad desajuste común para los países colonizados por la Corona Española) es lo que explica de alguna manera el “desarrollo traumático” de nuestro Estado. En ese desfase es que podemos circunscribir la historia de dominación, luchas, golpes de estado, militarismo, conflictos centroamericanos, y por último guerra civil.

Todos esos conflictos han estado marcados por las ideas filosóficas de “Avanzada”. Del Dominio Colonial, se paso la independencia, encausada esta a favor de los intereses de los denominados Criollos, quienes acapararon ( y pelearon entre sì) por el poder político que de ese hecho histórico emanó.

Los que pasaron a detentar el poder, se enfrascaron en la discusión, la mas de las veces por medio de las armas, entre el pensamiento liberal y el pensamiento conservador, en una pelea de “Resaca” de las ideas de la Revolución Francesa. El Salvador, puede presentar figuras sumamente representativas de ambas facciones, a lo largo de su historia. ( Matías Delgado, Gerardo Barrios, Los Dueñas, Araujo, Martínez etc)


Las ocasiones en que la sociedad salvadoreña, se apartó, o estuvo a punto de apartarse de las reglas generales con que ha funcionado El Estado pueden citarse con las manos de los dedos, y las mas de las veces, puede inclusive cuestionarse, si ese evento solamente constituyó “Un affaire político”

Poniéndole nombre a los eventos a los que nos queremos referir en el párrafo anterior, podemos nombrarlos así: Anastasio Aquino, Quizás el General Gerardo Barrios, Farabundo Martí, y por ultimo, que es el evento mas significativo por impacto en nuestras vidas está el Conflicto Civil de la década de los 80 y 90.

Resulta interesante el fenómeno del indio Anastasio Aquino, quien apunto estuvo de desaparecer el Estado salvadoreño, a partir de su rebelión, la cual solo fue conjurada por la traición. Asesinado terminó Anastasio Aquino y su cabeza fijada en la punta de una estaca para “ prevenir” levantamientos similares.

Gerardo Barrios, mal que bien, y en cuanto caudillo de ideas liberales, causó sinnúmero de sinsabores a los conservadores, que veían como Gerardo Barrios, impulsaba medidas, que si bien eran de orden liberal, constituían para la época una verdadera novedad. ( Entre otros aportes, contribuyó a constituir un estado laico y permitió el cambio de la estructura económica con el cultivo del café) . El final de este caudillo militar y estadista, también es conocido.

Frabundo Martí no tuvo distinta suerte: Capturado y fusilado debido al levantamiento indígena ( no comunista: indígena) de 1932. Farabundo un comunista, organizó los sectores comunistas del país y combatió la tiranía de Martínez. Esta en discusión si el levantamiento de 1932, fue un levantamiento indígena o comunista, cualquiera que sea su origen debemos considerarlo un hecho que se aparta de las tradicionales discrepancias políticas de los sectores dominantes. Este hecho, constituyó un verdadero reto al “Poder Constituido” y marcó para siempre la conciencia nacional.

Rescatando la memoria de Farabundo en la década de los 80 se constituyó el FMLN, que retó como de nuevo y con fuerza impresionante a los detentadores del poder del Estado; en esa época los militares como representantes de los sectores económicos poderosos del país.

El resultado, aún lo podemos ver con pasión y aderezado de sentimientos encontrados, tanto por los que militamos en ese movimiento insurgente como por los que le combatieron.


Para ser justos y razonables, debemos comprender la “naturaleza” en la composición del FMLN, no está , todavía, escrita la historia verdadera de la guerrilla salvadoreña. Dista mucho de ser escrita.

Sin embargo, podemos atrevernos a hacer un pequeño esbozo de ese acontecimiento histórico: Los desmanes del militarismo, la prepotencia y arrogancia de la oligarquía, el sentimiento de superioridad en todos los niveles de estos, poco a poco exasperó a la población salvadoreña, que sometida a tanta presión y represión, sin poder decir nada, comenzó a organizarse para buscar salidas y después de pasar toda la década de los 70 en ese afán, fue acorralada: la única opción fueron las acciones armadas. La ecuación política era perfecta: represión interna y ejemplos como los de Fidel Castro ahí cerca, terminaron de convencer a los sectores del pueblo a rebelarse en forma, tomar las armas e instituir un nuevo poder popular en el Estado.

Cinco organizaciones armadas surgieron, distintas las fuentes de donde provenían, eso nunca lo superó el FMLN. Y fue eso lo que originó que su poder y su crédito resultara diezmado en sus primeros pininos dentro del sistema, luego de firmar los acuerdos de paz.

Y lo que no puede condenarse, es que del seno del frente surgieran sectores que se separan por no coincidir ya con el planteamiento original del frente. Por otra parte si hubiese sido por desavenencias políticas o ideológicas, el rompimiento quizás hubiese sido por las históricas rivalidades de sus componentes, y eso quizás hubiese sido más doloroso. Lo que debe ser condenado son las acciones políticas que luego realizaron los lideres de esas facciones, en cuanto que vinieron a calcar, con semejanza espantosa, los hechos políticos que antes habían combatido.

En esa línea, elección tras elección el FMLN ha sufrido separaciones de personas que antes eran emblemáticas en sus filas. Y es que las elecciones son un virus para el FMLN. No seria difícil imaginarse que estas elecciones, en caso de perderlas el FMLN, le postren y le dejen en estado terminal. Todo porque las elecciones, para el frente, se han constituido en un fin en si mismas.

De ahí, que estas elecciones, se revelen como las elecciones de mayoría de Edad dentro del sistema, para el Frente, de ahí su audacia en elegir a Una persona con carisma y liderazgo como candidato a presidente, de ahí su necesidad de postular a un hombre, que su ahora compañero de formula Leonel González, carta oficial de por medio, le comunicó muy respetuosamente a Mauricio Funes, que el no podría ser candidato por no ser del partido, en aquellas elecciones en que corrió con Shafick

Esa situación explica con meridiana claridad porque ahora el frente, no propone volver al colon, no se opone al TLC con USA, no propone derogar la ley de amnistía e intenta generar confianza con EEUU

Y ciertamente, si en verdad el frente, desea ser elegido para gobernar el país, debe tragarse algunos dogmas, y aceptar de manera suficientemente expresa y además creíble, que no tomará medidas radicales, que no cambiará estructuras del Estado, que no hará esto, que no hará aquello... el FMLN, debe ofrecer en su actual oferta electoral, cabal o que está ofreciendo, ni mas ni menos.

El FMLN, no construirá el socialismo, ha dicho con voz fuerte y clara, el candidato. Y tiene razón, porque el socialismo no se construye con elecciones, porque el socialismo no significa que se construirá sobre la base de ganar una elección presidencial. Para que el frente aspire a construir socialismo, debe cambiar desde sus cimientos mismos, las columnas sobre las cuales lo construiría; Ahora su fortaleza la basa en votos. Solo en votos y nada más que en votos. Eso es lo que explica también su estilo de convencer al pueblo: Marketing político.

El FMLN, era el heredero de las mas justas aspiraciones de los sectores excluidos del pueblo, sin embargo, al trocarse en partido político al mas tradicional estilo, pareciera ser que optó por maquillarse y adentrarse en el manejo de las estructuras estatales, solo cambiando estilos y discursos, sus intentos de favorecer a aquellos que se supone representa se han estrellado contra la formación conservadora del Estado, y de eso puede ser que no sean culpables, pues están inmersos en el actual diseño del sistema electoral, que es el que otorga los porcentajes de poder. No ha incidido para mejorar las deplorables condiciones del pueblo, aun mas sus electores se encuentran en los centros urbanos y en las grandes ciudades, y le ha sido difícil conectarse electoralmente con los campesinos en las áreas rurales del país.


Entonces, de la revisión histórica de los principales acontecimientos que han afectado a nuestro país podemos, hacer una especie de conclusión: nosotros hemos heredado un Estado Burgues, nunca ningún caudillo, ninguna fuerza, sea esta militar o política ha logrado cambiar, la esencia del enfoque filosófico del Estado.

La revolución francesa, nos heredó sus valores: libertad, igualdad, fraternidad, al estudiar la teoría del estado autor obligado es Rosseau quien entre otras expresiones nos dijo “cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder bajo la dirección suprema de la voluntad general” y de ahí viene la potestad sancionadora del estado.

Estamos pues ante un Estado Burgues, donde nosotros hemos puesto nuestra voluntad, pero la dirección de nuestros asuntos, están orientadas por los “poderes facticos”, léase partidos políticos y poderes económicos.

En ese contexto El FMLN, otrora símbolo de asistencia popular, ahora convertiro en un partido político con características de partido tradicional, ha participado en diversas elecciones, cuyos resultados de sobra conocemos, y en ese contexto está ahora sumergido en una elecciones, donde el Estado Burgues, probablemente pruebe eso que llaman “Alternancia”, y que es probable le otorguen mayoría de edad al frente, o le signifiquen que su desarrollo aún esta en fase minoríl, dentro del contexto electoral


A partir del planteamiento anterior hacemos y procuramos esbozar una respuesta a la interrogante siguiente:

¿Cuales son las expectativas de la población para el FMLN de llegarse a dar una victoria electoral en las elecciones presidenciales de Marzo 2009?


El FMLN, inserto en las reglas del estado, que hemos dibujado, ha logrado posicionarse como un partido político con opciones para accesar al poder.

Ahora bien, la sola circunstancia que tome las riendas del poder, no significa que automáticamente estará en condiciones de retomar la agenda política e ideológica que enarboló durante el conflicto civil. Aunque quiera, eso es imposible y punto.

Lo anterior por diversas circunstancias; entre ellas debido a que de ganar, recibirá un Estado burgués, pobrísimo, casi desmantelado, con una burocracia sometida a un “estado soporífero” , con una estructura impositiva de tipo regresivo, con una deuda externa agobiante, eso le colocarà con posibilidades verdaderamente reducidas para adelantar acciones que permitan solventar las mas sentidas necesidades de los salvadoreños. Solo ese hecho será un verdadero éxito. Es probable que su paso por la conducción de poder, este marcada por las urgencias de mantener el Estado en línea de flote. Nada Más.

La buena noticia es que la gente no espera, en realidad, nada extraordinario: La gente solo quiere las condiciones básicas que todo Estado burgués debe garantizar: Trabajo, Salud, Educación, seguridad y vivienda y eso a pesar de las condiciones en que Funes reciba el estado, serán deplorables, pueden ser cubiertas.

¿Cómo pueden ser cubiertas?: Pueden ser cubiertas si el frente se acuerda de aquellas jornadas históricas en las cuales hacia lo mucho con lo poco, si se acuerda que cada cuadro, cada combatiente sacrificaba todo, léase todo en los frentes de guerra. Lo podrá hacer, y aun podrá hacer muchas cosas más, si de un pequeño giro y comienza a apoyar y a participar en la reorganización popular, si permite en su gestión, que la gente sea educada y se le asigne posibilidades de incidir desde la organización, si se le educa en la autogestión, si de esa manera le devuelve la autoestima, si le brinda confianza al nombrar funcionarios probos.


A decir verdad, existen como tres grandes bloques de personas,: los que votan por el frente, los que votan por Arena y los que no votan.

El segmento de los que van a votar por el FMLN se ha ampliado hasta colocar al FMLN en la posibilidad de alzarse con la victoria en marzo de 2009, ahora bien ese segmento esta poniendo las esperanzas en el frente, y si esas expectativas no son cumplidas, seguramente la situación del país se complicará, habida cuenta de la esperada férrea oposición de la empresa privada a un gobierno del frente

La gente esta cansada y hastiada, de ver como los gobiernos de ARENA, no le han elevado su calidad de vida, de percibir como los dineros del estado son mal utilizados y de ver como elección tras elección les prometen y no les cumplen.

Por eso mucha gente va a votar por el frente. Nótese que no se dice mucho acerca de la educación política de la gente, de la educación política que el frente ha brindado, porque no existe educación política popular, y el frente ha debido seguir la dinámica de los partidos políticos tradicionales: Una campaña política dirigida por expertos publicistas en materia electoral, mensajes puntuales dirigidos a la población esperando convencerlos de que se representa el cambio seguro.

Seguramente si la dinámica y comportamiento político del frente, estuviera anclado en la constante formación de sus bases, como antaño, el frente no estuvieran en la odiosa necesidad de invertir significativos recursos económicos en las campañas electorales. Sin embargo el frente se ha uniformado de partido político tradicional ( y lo hace bien.)

La gente va a votar porque Mauricio Funes les gusta, en tanto que es un excelente comunicador, percibido además como honesto y capaz.

Esa es la formula del éxito del frente. Ojalá y Mauricio sea la plataforma que permita al frente reencauzarse en su agenda histórica. Claro esta que la gente no va a votar por eso, la gente apoya al frente y a Funes, porque quiere un cambio, y ese cambio no lo ofrece nadie mas. Pero ese cambio tiene su limite, el limite esta marcado por las reglas filosóficas del Estado Burgues. El frente esta comprometido con el Estado Burgues. Y eso es razonable, en cuanto que no puede pedírsele al frente que refunde el Estado, por no existir condiciones para ello. Lo único que en esta “coyuntura” se le exige al Frente y a Mauricio por la gente es que no vayan a robar el dinero publico, que se piense en generar trabajo para la gente, que hagan lo posible por llevar educación y salud a la gente, que tomen medidas para asegurar la “Soberanía Alimentaria”.

Esos son como los temas que a la gente le interesan, y lo que quieren y por lo cual una gran mayoría va a votar por el frente. Por supuesto, si en las elecciones de diputados y alcaldes el frente no logra aunque sea mayoría simple, no logrará hacer mucho por la gente, pues solo desde el ejecutivo va a ver sistemáticamente obstaculizadas sus iniciativas, sobre todo si afectan al capital.

La gente apoyará al Frente y a Funes, no para que hagan el socialismo, no para que salgan en la foto con Chávez, sino para que: no roben dineros del fisco, generen empleo digno para la gente, aseguren la educación, la salud y la vivienda, y para que hagan realidad la Soberanía Alimentaria, para que colabore en organizar a la gente y que desde la organización participe en la toma de las decisiones que le afecten.

Eso exigirá a Mauricio revisar la estructura tributaria del Estado, y ese será el primer gran “raund” que tendrá Mauricio .

Ahora bien, la gente no va a esperar mucho. Quiere ver resultados pronto. Ese será el super raund de Mauricio.


Y en esa mima lógica ¿ Cual seria el rol que pudiera jugar el movimiento de solidaridadinternacional, si el FMLN se convirtiera en gobierno en Marzo 2009?


El rol es claro: Apoyar un gobierno del FMLN, no desde la burocracia misma del sistema, sino mediante el apoyo directo en la promoción, organización y educación de la población, para que la gente poco a poco, sea capaz de obligar al Estado, al gobierno, que elabore y ejecute políticas públicas que permitan una mejor calidad de vida de la población.

La solidaridad internacional debe ser vigilante; y factor de presión, para que lo poco que el frente pueda realizar, dentro de los márgenes de maniobra del Estado Burgués, se pueda mejorar las condiciones de vida de la población y s eles de los básico que están pidiendo: Trabajo, salud, educación, vivienda y políticos honestos.

La solidaridad internacional, debe acompañar a las comunidades en sus proyectos de desarrollo, afinando sus mecanismos de verificación y fortaleciendo la transparencia.

Un gobierno del frente, deberá ser un gobierno más amigo, que ayude y no estorbe, que sirva de canal para encausar la solidaridad, porque en puridad, la solidaridad debe solidarizarse con el pueblo, no con el frente, debe apoyar a que los sectores excluidos se desarrollen, y el frente en realidad no es un sector excluido, La solidaridad debe colaborar a que un gobierno del frente no sea un gobierno del frente, sino un gobierno del pueblo.
La solidaridad debe colaborar para que todas las posibilidades que ofrece este Estado Burques a favor de los sectores pobres, sean aprovechados y ampliados.

La solidaridad debe hacer posible que los pequeños cambios que queda hacer el frente de verdad sean cambio seguro y para la gente.

A Mauricio la solidaridad debe ayudarle a hacer lo que el quiere: darle mejores condiciones de vida a la población. Y a pesar de las crisis que se avecinan eso se puede.