sábado, 28 de marzo de 2009

EL LIDERAZGO DE MAURICIO Y LOS PELIGROS POLITICOS

Bien; Mauricio Funes es el presidente electo, y nos está diciendo que él tendrá las riendas del poder; el frente pareciera ser que se dispone a adecuarse a esa circunstancia política que se le presenta, no sin sufrir algunos retorcijones en su seno, retorcijones que para bien de la izquierda no deben pasar de eso.

Nos imaginamos que los deseos de algunos dirigentes del frente se han visto congelados por el desenlace de esa operación política que se ha desarrollado en el último año en el país. Ya algunos deben estar manejando un discurso algo así como “Nosotros no vamos a gobernar; va a gobernar Mauricio”; otros más comprometidos con la idea de una sociedad mas justa y no con la idea de su propio bienestar, han de estar entusiasmados queriendo insertarse en ese nuevo proceso político, que a la vez supone un reto sin precedentes, cual es colaborar con un gobierno reformista. Y debemos dejar sentado, que un gobierno reformista en nuestro país, no tiene ninguna connotación peyorativa, un gobierno reformista implica incluso una verdadera revolución en el país, pues cualquier cambio que se de en beneficio de la gente, por pequeño que sea es percibido como un gigantesco cambio. Asi de jodidos hemos estado.

Funes se sale del esquema tradicional de la izquierda y fue lo suficientemente honesto para advertirlo, (y en guerra cantada no muere soldado), el dejó establecido con claridad, que no gobernaría con y para los dogmas de la izquierda radical, dejó claro que no asumiría algunos puntos que han sido de honor para el frente. Y en eso se ve que está. En las crisis salen los lideres y Mauricio, esperamos que sea un líder, y para coronar líder y presidente del país. Si eso es así estamos en buenas manos.

Por otra parte, debe de alguna manera delinearse hasta donde debería llegar Mauricio en su afán de Unidad Nacional, si es un líder honesto y si quiere ser un presidente que tenga como emblema mejorar la calidad de vida de los pobres, debe tomar en cuenta, muy en cuenta que para llegar a la cima, se subió en el frente; quien a su vez, le empujo y pujo fuerte, y eso no debe olvidarlo nunca, sus socios son los del frente; en consecuencia debe escucharlos, ponderar sus posiciones y compartir sus decisiones aun y cuando no sean lo que el frente quiera. Debe compartirlas y convencer. Funes en su afán de trascender como líder y presidente, debe caminar sobreseguro y ponderar cada paso, no el solito ni solo con sus amigos; una característica de un líder debe ser también la gratitud; y exactamente lo mismo cuenta para el frente.

La independencia política de Mauricio esta limitada por un programa de gobierno que construyó junto al frente; ese es su matrimonio, en eso deben trabajar y no deben separase de ello, a menos que sea bajo consenso. Y El accionar y la posición política del frente esta limitada por el programa de gobierno que ofreció junto con Mauricio.

Si Funes se separa del frente o viceversa; nos esperan otros cinco años oscuros; y después de eso mas abismo.