miércoles, 7 de enero de 2009

PALESTINA Y NUESTRA SOLIDARIDAD

No levantar nuestras voces en protesta por el arrasamiento de los Palestinos por Israel, es cuando menos complicidad con esas atrocidades.

El conflicto Israelí-palestino, ocupa ya décadas, desde la fundación misma del estado de Israel, allá por 1944. Eso mismo coloca al conglomerado de naciones, en una situación comprometida y cuasi ridícula, por cuanto ha sido incapaz de resolver ese conflicto, que en todo caso ellos mismos colocaron ahí.

A estas alturas y habiéndose consolidado el Estado Israelí en esa parte de la geografía mundial, deberían las naciones Unidas y EEUU en particular, haber encontrado una solución que satisfaga al pueblo palestino.

A lo mas que llegaron, fue a crear al Autoridad Palestina, negándole a ese pueblo en diáspora en sus propias tierras, la creación de su propio Estado.

Por supuesto que Israel, jamás va a conceder a Palestina, la soberanía que esta persigue, pues amparado en ser el pueblo de Dios y en sacar máximo lucro al holocausto al que fue sometido por los alemanes (y también por los países que ahora le protegen, en cuanto que lo permitieron), se siente por derecho divino y derecho de victima a hacer lo que desee en esas tierras, aun eso signifique que ellos, ahora como victimarios, cometan otro holocausto: esta vez contra los palestinos.

Y por estar seguros de que jamás va a permitir la soberanía palestina, es que debe ser obligado a aceptarla. Debe aceptar la soberanía, la creación del estado de Palestina, y además debe cumplir con las diversas resoluciones que al respecto a emitido Naciones Unidas.

Nosotros condenamos la violencia de Israel, contra los Palestinos. Estamos horrorizados como las naciones “civilizadas” del mundo, se movilizaron rápido contra Irak ante la mentira de “armas de destrucción masiva” y como contemplan con actitud complaciente y hasta paternalista la masacre de los Palestinos por Parte de Israel, muy a pesar de las hartas evidencias de los crímenes de guerra que cometen con su operación dizque militar.

No existe ninguna comparación entre la violencia de grupos armados de palestina y la agresión israelí, aun así sea condenable cualquier tipo de violencia. La desesperación palestina sería causa de los alegados desmanes cometidos por estos, y aunque fueran terroristas como les llaman a los palestinos, jamás será justificable operaciones como las que actualmente desarrolla de manera impune, el Estado de Israel.

En el fondo los culpables de semejante lio son los gendarmes mundiales: O quizás solo EEUU o quizás los vencedores de la segunda guerra mundial, la violencia de los palestinos e israelíes son producto de eso. En todo caso quienes llevaron a Israel ahí fueron ellos. Y esta aseveración no es ligereza: Acordémonos que Israel estaba disperso por el mundo, su presencia en esas tierras no era significativa, tanto que al discutir donde crear ese Estado parece ser se discutió inclusive implantarlo en algún lugar de América del Sur.

Nos solidarizamos con el pueblo de palestina, y nos declaramos estupefactos por el silencio de nuestro presidente y de su flamante ministra de Relaciones Exteriores.

Nos preocupa también que el presidente electo de EEUU, no haya emitido ni siquiera un comentario al respecto, cuando hemos sido testigos de como se anda “ rebuscando” por el tema de la economía.

ALTO AL SILENCIO COMPLICE. CESE EL TERRORISMO ISRAELI CONTRA PALESTINA. ALTO A LA MASACRE DEL PUEBLO DE ISMAEL, HIJO DE ABRAHAM¡¡¡¡