viernes, 16 de enero de 2009

Plan de Acción 2009



La actual crisis económica que afecta a todos los países del mundo, es consecuencia de la ambición y avaricia desmedida de ciertos grupos de poder, los cuales, sin pensar en las consecuencias de sus actos, afectaron en gran medida a todas las economías del mundo, sin embargo, dadas las condiciones que actualmente se presentan, los países sub-desarrollados o tercermundistas, distan de tener planes de acción contingenciales que puedan minimizar los efectos que conllevan, es importante leer cuales serán los ejes fundamentales que tendrán como prioridad las grandes potencias mundiales para contrarrestar los efectos de la actual crisis económica.

Una medida que a sido implementada en los Estados Unidos, y que actualmente están siendo adquiridas por otras economías (Unión Europea, Japón, China), son las siguientes: La ingerencia del estado en la adquisición de deuda de los bancos, por cerca de 500 mil millones de dólares, luego el involucramiento del estado como el ente generador de empleos, las ayudas económicas estatales en pro de los ciudadanos para solventar la actual crisis, los incentivos a las empresas para sostener los actuales empleos, entre otros.

Sin embargo, los países sub-desarrollados, deben con los pocos recursos que tienen subsistir a la actual crisis, primero, endeudarse mas para poder solventar sus deudas externas e internas, segundo, crear políticas estatales de ayuda para los ciudadanos, entre estos se pueden mencionar: los subsidios, la creación de bancos estatales de ayuda a los ciudadanos, la creación de un impuesto por desempleo, de tal forma que en un momento el ciudadano que a laborado por x cantidad de tiempo, y quede sin empleo, pueda en un momento determinado subsistir con ese dinero ahorrado, tercero, mayor inversión en el área social (salud, educación y la canasta básica) con esto generar mas empleos en esas áreas, reactivar la industrial, promoviendo no solo la inversión extranjera, sino además la inversión nacional, crear programas de incentivos para las pyme’s, las cuales generan el 96% de empleo en el país, creando un banco que apoye a dicho sector, con prestamos blandos y accesibles.

Hay estados como España que impulsan dichas medidas denominándolo “plan E”, dividendo sus problemas en cinco sectores: familia, empresas, empleo, financiero, Modernización de la economía, los cuales expresan incentivos del estado español para promover la economía nacional.

El denominado “Plan de Rescate Financiero”, propuesto en el 2007, por el presidente saliente George W. Bush, esta siendo objeto de criticas, ya que los 350 mil millones que otorgaron a los Bancos, no han tenido los medios de control que debían, por lo que puede ser que los fondos estén siendo mal utilizado o destinados a cierto grupo de individuos, dejando de beneficiar a la gran población estadounidense.

Es interesante observar que a pesar de la crisis económica que se presenta en todo el mundo, los actuales postulantes a la presidencia, alcaldes y diputados, han hecho millonarios desembolsos de dinero en publicidad, tanto de radio, prensa y televisión, sin embargo hasta ahora ninguno de estos a propuesto medidas CONCRETAS de la forma en que realizaran sus planes de gobierno, solamente mencionan que se harán en ciertos sectores, mencionándolo de forma general, sin expresar claramente sus propuestas.

Aun cuando propuestas como el mantener los subsidios de gas licuado de petroleo, electricidad y el transporte publico benefician a la sociedad, deben de ser plenamente analizados y tomar en cuenta las propuestas generadas por tanques de pensamiento como Fusades, Camarasal, ASI, entre otros, los cuales expresan que dichos beneficios deben ser focalizados, e inclusive el mantener el actual subsidio al transporte publico, es un grave error, ya que actualmente muchos profesionales titulados, prestan sus servicios por montos entre $250 y $300 dólares, y es muy injusto que a un empresario de microbuses se le subsidie con $400 dólares por unidad, y ya no digamos a los buseros con $800 dólares, solamente el subsidio a un bus, es el equivalente al salario de 2 empleados en la empresa privada, trabajando mas de 8 horas y movilizando la economia.

Es comprensible que en época electoral, lo que menos necesita el actual gobierno salvadoreño, son problemas ocasionados por dicho sector, pero si este, a logrado en años anteriores sobrevivir sin el subsidio (cuando el ex-presidente Flores anula dicho subsidio), es real que dicho sector puede ser auto-sostenible, y dicho subsidio puede ir reorientado a la generación de empleos en instituciones publicas, así como también, para ayudas estatales a la empresa privada.

Y no solo ese dinero, todo el dinero invertido en campañas publicitarias (que según publicaciones de el diario co-latino asciende a cerca de 10 millones de dólares) entre los partidos militantes, seria justo que dicho dinero se invirtiera en pro de los ciudadanos salvadoreños, y no en momentos que a la larga son efimeros y se producen cada 5 años, es justo que se impongan reglas claras, teniendo una ley que regule a los partidos políticos, propuesta que siempre a sido desechada por las distintas fracciones que conforman la actual asamblea legislativa, en la cual: se coloque un techo máximo de inversión en publicidad, para que todos los actores de la política nacional puedan estar en igualdad de condiciones, se transparente los ingresos de las denominadas “donaciones”, a los partidos políticos, poniendo nombre y apellido a dichas donaciones, para crear en el electorado una visión de transparencia, a los ingresos que obtienen los diferentes partidos políticos.

Sin embargo, todas las propuestas anteriores no dejan de ser simples utopías, ya que estamos a años luz de ser un país realmente democrático y transparente tanto para el electorado nacional, como para el extranjero.

Dinero hay, lo que sucede es que esta mal distribuido y mucho más, mal administrado.