viernes, 14 de noviembre de 2008

PALABRA DE SAN ROMERO DE AMERICA

No busquemos soluciones inmediatas, no queramos organizar de un golpe una sociedad tan injustamente organizada durante tanto tiempo, organicemos, si, la conversión de los corazones.

Que sepan unos y otros vivir la austeridad del desierto, que sepan saborear la redención fuerte de la cruz; que no hay alegría mas grande que ganarse el pan con el sudior de la frente y que no hay, tampoco, pecado mas diabolico que quitarle el pan al que tiene hambre (homilia del 24 de febrero de 1980)