lunes, 13 de octubre de 2008

¿Arturo Zablah la Mejor Opción?

¿13 de Octubre 2008
“Desconfíe de los amigos; suelen ser los primeros en traicionarlos, ya que caen fácilmente presa de la envidia. También suelen convertirse en irrespetuosos y tiranos. En cambio, emplee a quienes hayan sido sus enemigos, y le será más leal que un amigo, ya que deberá hacer mayores esfuerzos para demostrar su adhesión…” (Geene y Alffers, El Poder, 1998, p.37)

Paradójicamente esta frase puede adaptarse con facilidad al caso del ahora candidato a la Vicepresidencia Arturo Zablah, para el caso, en la primera parte de esta frase encontramos que ha sido un funcionario del partido ARENA, en los gobiernos de Alfredo Cristiani y Calderón Sol, con el primero fue Ministro de Economía, y con el segundo Presidente de CEPA. Para ostentar estos cargos sin duda que se requiere que el presidente haya depositado en él un grado muy alto de confianza.

En una segunda etapa se encuentra que una vez alejado de los cargos públicos ha emprendido una serie de críticas en contra de los gobiernos en los que participó y hacia los que no ha participado. Para el caso, se atreve a decir con franqueza que los mejores años de gobierno fueron los tres primeros de Alfredo Cristiani, y los peores fueron los de Francisco Flores; el resto de años se podría entender que se encuentran en un nivel intermedio de satisfacción.

Pero eso no es todo, su nivel de crítica incrementó cuando a partir de septiembre de 2007 apareció con su proyecto “alianza por el cambio”, en la que se identificaron los siguientes elementos: primero, conseguir la creación de una amplia alianza de partidos políticos y la sociedad civil; segundo, las aspiraciones presidenciales del Ing. Arturo Zablah; tercero, la presentación de un programa con posibles soluciones a los graves problemas del país; cuarto, enfocar los esfuerzo a sacar a ARENA del gobierno-principal objetivo-; quinto, despolarizar al país, no cargándose a ninguna de las dos fuerzas (FMLN-ARENA), buscando la creación de una tercera vía; y , sexto; según el Ing. Zablah el partido ARENA era donde no se vislumbraban espacios para hacer sus planteamientos al haberse convertido en un partido corporativo donde no hay diferencia entre gobierno, partido y una pequeña cúpula empresarial.

Las iniciativas del Ing. Zablah se fueron desvaneciendo de la siguiente forma: la amplia alianza no fue posible, todos los partidos excepto el Frente Democrático Revolucionario (FDR), abandonaron esa posibilidad - cada partido corre por su cuenta y algunas personas que lo acompañaban lo abandonaron y se fueron con Mauricio Funes-; el Ing. Zablah renunció a las aspiraciones presidenciales; el objetivo de sacar al partido ARENA del gobierno dejó de existir una vez que el Ing. Zablah declinó a esa posibilidad,- posteriormente acepta la candidatura a la Vicepresidencia por el partido que decía que había que sacar del poder-; al cargarse a un partido político incentiva la polarización y por lo tanto abandona el objetivo de despolarizar al país; y por último , el partido donde el Ing. Zablah dijo que “no tendría ningún espacio para sus planteamientos.”, fue el que finalmente lo llama para abrazarlo a él a y “sus planteamientos”.
La segunda parte de la frase que dice “En cambio, emplee a quienes hayan sido sus enemigos, y le será más leal que un amigo, ya que deberá hacer mayores esfuerzos para demostrar su adhesión…”, fácilmente se la podemos adaptar al Candidato Rodrigo Ávila, y a su partido político ARENA al haber elegido como candidato a la Vicepresidencia al Ing. Arturo Zablah, siendo un fuerte adversario previamente.

Aunque en esta parte no se puede hablar de enemigos, si se puede hablar de adversarios.
Pero como podrán advertir, cuando Rodrigo y ARENA, deciden emplear a su adversario, éste se encuentra en una posición débil, lo que significa que no era una amenaza a esas alturas para ellos; la alianza por el cambio había fracasado, las aspiraciones presidenciales habían terminado, desde esa posición el Ing. Zablah, no podía hacer nada para sacar a ARENA del poder, el camino a la polarización estaba libre, es decir, que Zablah ya no era una amenaza al candidato y para su partido ARENA.

Pero siguiendo el sentido de la frase “y le será más leal que un amigo, ya que deberá hacer mayores esfuerzos para demostrar su adhesión…”, la alianza por el cambio, se vuelve de continuismo; las aspiraciones presidenciales se reducen a sumisión en la Vicepresidencia; las propuestas de solución, serán solo una estrategia electoral; el objetivo de sacar a ARENA del gobierno, se vuelve un objetivo de perpetuidad; el objetivo de despolarizar al país, desaparece y pasa a ser un medio necesario; el partido donde no se vislumbraban espacios para hacer sus planteamientos, pasa a ser un símbolo de apertura y renovación.

Al grado que lo que antes era una amenaza (Zablah) se vuelve una oportunidad.

Will Salgado, diría que Arturo Zablah pasa de ser cabeza de león a cola de ratón. La frase denota mucho, para entenderla es necesario decir que, Arturo, no logró tener el control del contexto en que él surge con sus planteamientos, su visión plasmada en el documento “Hacia el desarrollo sostenible en El Salvador”, aunque atractiva, no la logra proyectar con entusiasmo, por lo tanto no logró aglutinar esa amplia alianza de que hablaba; es decir, que no tuvo el liderazgo necesario para atraer seguidores, al grado que uno a uno se fueron retirando. La visión, puede ser la correcta, lo que ha de haber sucedido es que no logró motivar, no logró entusiasmar, no la personas que la tiene que proyectar.

Otra de las fallas que pudo haber tenido el Ing. Zablah, y que influyó decisivamente en el fracaso de su proyecto, fue que no sabía con quien estaba tratando, es decir, que ofendió al partido equivocado (ARENA), al haberle hecho fuertes señalamientos, al haberse propuesto sacarlo del gobierno, al señalarlo como el partido en el que no habían oportunidad para exponer sus ideas. Es decir, que estaba disparando desde una posición equivocada y había confundo al adversario, al atacar a su misma tropa.

Esto último explica el motivo por el cual hubo fuerte oposición a su candidatura para la vicepresidencia, y es que Zablah olvidó una de las leyes del poder que dice “SEPA CON QUIEN ESTÁ TRATANDO: NO OFENDA A LA PERSONA EQUIVOCADA, que significa que “En el mundo hay muchas clases de personas diferentes, y usted no debe de suponer que todos reaccionan de la misma manera frente a sus estrategias. Hay ciertas personas que, si usted las manipula o engaña, pasaran el resto de su vida procurando vengarse, Serán desde el momento de la ofensa, lobos con piel de oveja. Elija con cuidado a sus victimas y a sus contrincantes, y nunca ofenda o engaña a la persona equivocada” (Geene y Alffers, El Poder, 1998, p.187).
Las múltiples contradicciones que se encuentran en Arturo Zablah lo vuelven un hombre vulnerable, pues el haber participado en dos gobiernos de ARENA lo vuelven en un hombre de confianza de los presidentes que lo apoyaron, sus aspiraciones presidenciales lo vuelen un hombre ansioso de poder; sus objetivos de sacar a ARENA del gobierno y las sucesivas críticas lo convierten en no fiable para muchos ARENEROS, y su visión inicial queda abortada.
Las frases que pueden identificar a Zablah es “continuismo”, por ser un antiguo funcionario de los gobiernos de ARENA, “oportunismo”, por haber pretendido vender una visión errónea a un grupo de partidos políticos y miembros de la sociedad civil, para satisfacer deseos personales, y “deslealtad”: desleal a los presidentes que le tendieron la mano, y lo proyectaron, y que luego de conocer sus debilidades los ataca; desleal a si mismo, por haber traicionado sus propios principios y desleal hacia los salvadoreños, por haber tratado de sorprenderlos, aparentando ser un hombre diferente y hacer propuestas que en pocos días abandonado y trata de justificar.
¿Qué le sucederá a Rodrigo Ávila y a ARENA con Arturo Zablah?